sábado, 27 de septiembre de 2014

Práctica de figuras literarias

-“La humanidad debe poner un fin a la guerra o la guerra pondrá fin a la humanidad” (John F. Kennedy). Es un quiasmo porque hay una ordenación cruzada, ya que en la segunda parte se repiten las palabras de la primera, pero en un orden inverso,  siendo significativa en ambas partes, dando importancia a una idea, repitiendo la frase en orden inverso para el entendimiento del mensaje.

-“ Veni, vidi, vici” (“Vine, vi, vencí”, Julio César). Es un asíndeton porque se ha suprimido el nexo "y"  obteniendo así un efecto potente, pero breve, acortando la frase.
-“No hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso”.
(Lope de Vega)
Es un asíndeton, se ha omitido la conjunción "y"; en este caso la omisión da más fluidez e intensifica el tono del mensaje.

-
“Parece que los gitanos y gitanas solamente nacieron en el mundo para ser ladrones: nacen de padres ladrones, críanse con ladrones, estudian para ladrones y, finalmente, salen con ser ladrones corrientes y molientes a todo ruedo”.   (La Gitanilla de Cervantes).

Es una epífora porque se repite una palabra, en este caso "ladrones", en frases consecutivas.

-"Escudos pintan escudos". (‘Dineros son  calidad´, Luis de Góngora).

En este caso de diáfora se quiere expresar que con los escudos, es decir, las monedas, se pintan escudos nobiliarios.

- "En la ladera de un cerro por mi mano tengo plantado un huerto". (Fray Luis de León, Oda I Vida retirada).
El hipérbaton se encuentra al final y altera el orden lógico, el cual sería: “tengo plantado un árbol por mi mano”. El objetivo es dar mayor importancia a quién lo ha plantado, es decir, al autor (por mí plantado), que a lo plantado en sí. 

 -"En tus ojos peleaban el fuego del crepúsculo" (Pablo Neruda, “Poema 6” (20 poemas de amor).
Se trata de una metáfora, porque sus ojos son tan hermosos y brillantes que parecen resplandecer con fulgores semejantes a los emitidos por el sol en el crepúsculo, es decir, al atardecer. El elemento real en este caso es el iris o en general los ojos y el elemento imaginario es el resplandor del sol en un atardecer.

-“Yo te amo para comenzar a amarte, para recomenzar el infinito y para no dejar de amarte nunca: por eso no te amo todavía." (Pablo Neruda).
Es una paradoja porque une dos ideas que pueden parecer contrarias pero que se pueden suceder, el objetivo es hacer reflexionar al lector. Lo paradógico es que una persona quiera amar tanto a otra, que aún no quiera amarla y esperar al momento propicio para nunca dejar de hacerlo.

 -"Comieron una comida eterna, sin principio ni fin…" (Francisco de Quevedo).
Es una ironía porque dice una cosa contraria a lo que realmente piensa. Era una comida eterna, y el término "eterno" no tiene ni principio ni fin; por lo que quiere significar que no comieron nada.

 -"Hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente..." (Francisco de Quevedo).
Es un oxímoron porque contradice lo que la palabra en sí refleja (”hielo”) con un adjetivo (“abrasador”) contrario a sus propiedades; lo mismo con “fuego” y “helado”.

-“En el silencio sólo se escuchaba un susurro de abejas que sonaba”, de Garcilaso de la Vega.
Es una aliteración, ya que se repite el fonema /s/, donde el autor busca encontrar el zumbido de las abejas, introducir al lector en esa escena que se describe.

 -“Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva,
érase un peje espada mal barbado;

era un reloj de sol mal encarado.
érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba,
un Ovidio Nasón mal narigado. 

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egito,
los doce tribus de narices era; 

érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera,
sabañón garrafal, morado y frito.”

(Soneto de Francisco de Quevedo)
Es una anáfora porque con la repetición de la secuencia 'érase un/a' al principio de cada verso, el autor hace hincapié en la existencia de una nariz muy grande que compara con todos los ejemplos que se citan: una pirámide, un reloj de sol, etc.

-'Érase un hombre a una nariz pegado...' (Francisco de Quevedo).
Es una hipérbole porque el autor exagera notablemente el tamaño de la nariz, tanto que no es el hombre el que lleva la nariz, sino que es la nariz la que tiene un hombre.

-"Tus bellos ojos y tu dulce boca
de luz divina y de oloroso aliento
envidia el claro sol y adora el viento
por lo que el uno ve y el otro toca."
(Pedro Espinosa)
Estos versos son un ejemplo de correlación. El autor realiza una correspondencia de términos con la sucesiva. En este caso relaciona los bellos ojos con la luz divina diciendo que el claro sol los envidia, y la dulce boca con el oloroso aliento que el viento adora.

- “Pues de laurel ceñido y sacra oliva,
Hacéis a cada lengua, a cada pluma,
Que hable néctar y que ambrosía escriba”.

(Luis de Góngora)
Es un ejemplo de quiasmo.  El autor hace una ordenación cruzada de los elementos de dos grupos de palabras. En este caso hace una ordenación cruzada de verbos y sustantivos. En un mismo verso primero pone el verbo delante del sustantivo “que hable néctar”, y luego pone el sustantivo delante del verbo “que ambrosía escriba”.

-[…]¿Qué te daré yo?, hijo mío,
qué te daré yo, mi bien,
las fuentes ya se han secado,
los ríos no quieren correr.

Allí arriba en aquel alto
hay un lindo naranjel,
que lo guarda un cieguecito,
ciego que gota no ve. […]
(Romance de la huida a Egipto, cancionero popular)
Estos versos son un ejemplo de pleonasmo. El autor emplea palabras superfluas o redundantes. En este caso las palabras redundantes son “que gota no ve”. Estas palabras no son necesarias, porque no dicen algo que no sepamos, evidentemente un ciego no ve nada, pero se ponen para dar más fuerza al mensaje que se quiere transmitir.

-“Yo loco, loco y ella loquita. Yo lo coloco y ella lo quita”.
Es un calambur porque en este caso, “loco, loco” y “lo coloco” suenan igual pero tienen significados distintos, ya que “loco” es un adjetivo que se refiere a una persona que presenta trastornos mentales y “lo coloco” viene del verbo “colocar”. Lo mismo pasa con “loquita” y “lo quita”, suenan igual pero tienen significados distintos, “loquita” es un adjetivo y “lo quita” viene del verbo “quitar”.

-“Tú, infinito cielo. ¿Cuándo será el día que me muestres tus misterios?”
Se trata de una apóstrofe porque en este caso el autor está haciendo una apelación al cielo.

-“Y todo en la memoria se perdía,
como una pompa de jabón al viento”. (Antonio Machado)
Es una comparación donde Machado está comparando los recuerdos de su memoria con las pompas de jabón.

-"Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar".
Éste es un claro ejemplo de hipérbaton, ya que las palabras que lo componen no siguen el orden lógico: ´las oscuras golondrinas volverán a colgar sus nidos en tu balcón.

-"Ante el vicio de pedir, la virtud de no dar".
Es una antítesis porque observamos el contraste de significados entre "vicio" y "virtud".

-“ Acude, corre, vuela
traspasa la alta sierra, ocupa el llano.
No perdones la espuela
no des paz a la mano;
menea fulminando el hierro insano”
(Fray Luis de León)
Este recurso, asíndeton, suele transmitirnos una cierta sensación de velocidad, de que todo está ocurriendo demasiado rápido. En cada ejemplo, lo que encontramos son palabras unidas por comas y la ausencia de un nexo final.

 -“Y yo de pie, tenaz, brazos abiertos,
gritando no morir. Porque los muertos
se mueren, se acabó, ya no hay remedio”.
(Estrofa final de "Gritando no morir", Blas de Otero, Ancia).
Se trata de un caso de asíndeton, por la omisión de conjunción, provocando así una sensación de velocidad.

-“¡Ángel con grandes alas de cadenas!”
(Verso final de "Hombre", Blas de Otero. Ángel fieramente humano).
Se trata de una metáfora, el poema nos habla del hombre, desde un punto de vista religioso, y su conflicto con la vida, la muerte y Dios. Al final, Blas de Otero hace una reflexión sobre qué es ser hombre y acaba hablando de este ángel; ese ángel que es tristemente humano, condenado a la esclavitud pese a tener los medios para obtener la libertad (esas alas). Por lo tanto, la visión que nos ofrece en este poema es la de un hombre humano, ese hombre que es débil por naturaleza, y que deja de depender de sí mismo cuando es, digámoslo así, obligado a ser "esclavo de su propia libertad". Porque está sometido a los dictados de algo superior (llamémoslo Dios, Naturaleza, o como se desee).

 -“Mademoiselle Isabel, rubia y francesa,
con un mirlo debajo de la piel”.
(Verso inicial de "Mademoiselle Isabel", Blas de Otero. Ancia.)
Una metáfora un tanto cómica, al igual que el resto del poema, pero que al reconocer que el mirlo es un pájaro cantor, es fácil de reconocer el sentido de la metáfora. Explicación lógica: la llamada Isabel debía de cantar con una voz tan dulce y perfecta, que era como si tuviese un mirlo bajo la piel que cantase por ella.

-“Sobre el mar que le da su brazo al río”. (Marinero en tierra, Rafael Alberti).
En este verso está presente una metáfora. En la desembocadura de un río, la unión entre el río y el mar es perfecta, la sintonía de la naturaleza, como si dos hombres se dieran la mano para saludar y unieran sus brazos. Realmente, suena más poético que decir: en la desembocadura del río...

-“¡Colinas plateadas,
grises alcores,
cárdenas roquedas
por donde traza el Duero
su curva de ballesta”.
(VII, “Campos de Soria”, Campos de Castilla, Antonio Machado).
Hay una metáfora, porque es la evocación que transmite la imagen del río: la imagen de la curvatura del arco de una ballesta. Nuevamente, suena mejor que decir "su meandro".

-“En colores sonoros suspendidos
oyen los ojos, miran los oídos”.
(Francisco López de Zárate).
Es una sinestesia porque en el primer verso, mezclamos algo percibido con los ojos (colores) con algo percibido por un sentido diferente, el oído (sonoros), por lo que el órgano de la vista oye, y el órgano auditivo ve. Es importante recordar que esta figura consiste en mezclar diferentes sensaciones, ni los ojos oyen, ni los oídos miran.

-“La playa azul del Atlántico
es un clavel negro y frío”.
(La Virgen de los Milagros (Procesión), Marinero en tierra, Rafael Alberti”
En esto versos aparece una sinestesia personificada. Negro, un color, percibido por el sentido de la vista (el ojo). Pero este clavel no es solo negro, no, también es frío. Frío, una sensación, que se percibe por el sentido del tacto. Si mezclamos ambas sensaciones sobre este clavel, obtenemos una sinestesia.

-“y el amarillo olor del cloroformo”.
(Rosa del sanatorio, Ramón María del Valle-Inclán).
El color amarillo no se huele, ya que los colores los percibimos por la vista. Entonces, lo que tenemos aquí es una sinestesia, la unión de dos sentidos diferentes sobre el mismo objeto: el cloroformo.

-“(…) como se mudan los vientos,
Como se mudan los ramos,
Que, desnudos en invierno,
Se visten en el verano,
Mudaremos nuestros bailes
Por puntos y a cada paso,
Pues mudarse las mujeres
No es nuevo ni extraño caso (…)”
(Cervantes, La elección de los alcaldes)
Entre otras figuras literarias, en estos versos se encuentra una poliptoton (también ´políptoton´), ya que se repite la palabra “muda”r en varias ocasiones a lo largo del poema pero en diferentes tiempos y personas

 -“Y allí fuerte se reconoce, y crece y se lanza,
Y avanza y levanta espumas, y salta y confía,
Y hiende y late en las aguas vivas, y canta y es joven”.
(Vicente Aleixandre)
En estos versos aparece un ejemplo de polisíndeton; ya que se repite continuamente la conjunción “y” sin ser ésta en absoluto necesaria.

-“En la planta superior estaba el jardín y ahí estaba esa hermosa planta”.
Aquí se puede observar claramente la existencia de una diáfora, ya que se repite la misma palabra, en este caso la palabra planta la cual adquiere un significado diferente en cada una de sus dos menciones.

-“No son naves, dijo Critilo, aunque bien dijiste nubes, porque llueven oro a España” (Baltasar Gracián).
Un ejemplo de paronomasia, ya que se reúnen en la misma frase dos palabras de significante (forma) parecido: “naves” y “nubes”, pero de significado distinto. Dota al texto de sonoridad por la variación de vocales.

-“El jinete se acercaba, tocando el tambor del llano” (García Lorca).
Se trata de una metáfora en el que el término real es el trote del jinete montado en su caballo, mientras lo imaginario es “el tambor del llano”, pues ese trote realizado por el jinete posee un ritmo constante que se asemeja a cuando se toca el instrumento. Es una metáfora pura, pues el término real ni siquiera aparece.

-“La noche sosegada en par de los levantes de la aurora, la música callada, la soledad sonora, la cena que recrea y enamora." (San Juan de la Cruz).
Ejemplo de oxímoron, ya que expone dos términos tan contrarios como “música callada” y “soledad sonora”,  con el deseo de dotar de más expresividad y belleza, jugando con el lector al que, en primera instancia, semejante frase solo le producirá extrañeza. 

-“Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más.
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar
caminante no hay camino,
sino estelas en el mar."
(Antonio Machado)
En estos versos de Machado hay una metáfora; el término real es la ``vida`` y el imaginario el ``camino``. Machado se refiere a que la vida no está escrita, que debemos recorrerla y descubrirla cada día, en los versos “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. Otra parte importante es la que nos dice que no debemos recorrer el camino hacia atrás para no volver a cometer los mismos errores.

-“Yo no sé lo que busco eternamente
en la tierra, en el aire y en el cielo,
yo no sé lo que busco, pero es algo
que perdí no sé cuándo y que no encuentro,
aún cuando sueñe que invisible habita
en todo cuanto toco y cuanto ves.
Felicidad, no he de volver a hallarte
en la tierra, en el aire y en el cielo
¡aun cuando sé que existes
y no eres vano sueño!”
(Rosalía de Castro)
La anáfora se encuentra en los versos 2 y 8, se repite “en la tierra, en el aire y en el cielo”, los lugares donde la escritora dice que busca la felicidad.

-“Tengo un libro de Francis Jammes
bajo una rosa de la tarde.
El agua llora en mi cristal.
Tarde de invierno, lluvia en paz.
¡Ay! ¿nadie quiere perfumar
esta divina soledad?
Mi alma estará de par en par,
todo será triste y carnal.
¡Olor a libro, a rosa, a tarde,
a carne, a alma, a lluvia en paz!”
(Juan Ramón Jiménez)
Hay una correlación porque se asocian los términos “libro, rosa, tarde, carnal, alma y lluvia” con el perfume que al autor nombra en el sexto verso, estos olores nos evocan una tarde fría y lluviosa en la que leemos un libro.

-"Escucho con los ojos a los muertos…"
Francisco de Quevedo
La sinestesia está presente ya que mezcla el sentido auditivo con el órgano de la vista.

-"Los ojos son las ventanas del alma".
La metáfora está presente porque identifica algo real como son los ojos con algo imaginario en este caso con las ventanas del alma.

-"Placeres espantosos y dulzuras horrendas".
(Charles Baudelaire)
El oxímoron está presente porque contradice el término “placeres” con “espantosos” y “dulzuras” con “horrendas”.


-''Nadie ama solamente un corazón:
un corazón no sirve sin un cuerpo''.
(J. María Fornollosa).
Como se puede apreciar el sintagma " un corazón'' esta al final del primer verso y al principio del segundo, lo que indica anadiplosis.

-''Es tan corto el amor
y tan largo el olvido''
(Pablo Neruda)
Hay una antítesis, porque el autor con intencionalidad presenta los términos opuestos

“largo” y “corto”.

-“Temprano madrugó la madrugada”
("Elegía a Ramón Sijé", Miguel Hernández)

o

“Lo que queremos nos quiere, aunque no quiera querernos”
(Pedro Salinas)
En ambos casos podemos observar la repetición de las palabras destacadas, pero que tienen diferentes formas gramaticales, por lo que son ejemplos de políptoton.

-“Ni un seductor Mañara, ni un Brandomín he sido”
(Antonio Machado)

o

“Vio no lejos del camino una venta que fue como si viera una estrella que no a los portales, sino a los alcázares de su redención le encaminaba”
Don Quijote De La Mancha, Miguel de Cervantes
En estos ejemplos, ambos autores dicen las cosas de forma indirecta. En el primero, Machado se compara con dos de sus personajes utilizando la lítote. En el segundo ejemplo, Cervantes utiliza la negación para aplicar la lítote.

-“He reñido a un hostelero.
-¿Por qué? ¿dónde? ¿cuándo? ¿cómo?.
-Porque donde cuando como sirven mal, me desespero”
(Tomás de Iriarte)
En estos ejemplos podemos observar como las palabras que se repiten, tienen diferente significado cuando vuelven a aparecer, por lo que es un ejemplo de diáfora.

-“Al molino del amor
alegre la niña va
a moler sus esperanzas;
quiera Dios que vuelva en paz;
en la rueda de los celos
el amor muele su pan,
que desmenuzan la harina,
y la sacan candeal.”
El molino es un objeto real que el autor relaciona con el amor. La niña va a ese molino a moler sus esperanzas que éstas son imaginarias y están relacionadas con moler que es real. Rueda de los celos es otro ejemplo de metáfora al igual que el amor muele su pan.

-“El mar y no tu telar. / El mar y no el ejido, el mar y no su eco. / Su cumbia y no su fría razón ando / buscando. Su eco sensual malográndose oí. / Oí el mar y no su cítara. Oh, Dios, ¿si / con su sal forja cien aguas / el mar y no tu telar, / se asea la mariposa encubierta?
El marino tutelar. / El marino elegido, el marino sueco. / Sucumbía y no sufría razonando. / Buscan dos huecos en su alma logran doce, oh. / Y hoy el marino sucitará odios, ¿si / con sus alforjas y enaguas / el marino tutelar / se hace a la mar y posa en cubierta?”
(Dario Lancini)
El autor emplea el calambur porque junta palabras para que tengan un significado diferente que por separado. Ejemplo: el mar y no el tejido se junta para formar el marino elegido.

-Tus bellos ojos y tu dulce boca
de luz divina y de oloroso aliento
envidia el claro sol y adora el viento
por lo que el uno ve y el otro toca."
(Pedro Espinosa)
En la estrofa aparece una sucesión de frases para describir a una persona. En la descripción es donde se encuentra la correlación.



-“Hombres
sobre hombros
de otros hombres”.
(León Felipe)
En este ejemplo observamos como “hombres” y “hombros” tienen un significante parecido y son palabras totalmente distintas, ya que “hombro” es una parte de nuestro cuerpo y “hombre” es un nombre que se refiere a un chico adulto; paronomasia.

-“Ay, si las palabras fuesen solo un suave sonido...´´
(Vicente Aleixandre)
Es una aliteración porque seguidamente se repite el fonema /s/ en las palabras. En este caso, se indica una intensidad débil del sonido, con un tono tranquilo y silencioso.

 -“No decía palabras,
acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
porque ignoraba que el deseo es una pregunta            
cuya respuesta no existe,
una hoja cuya rama no existe,
un mundo cuyo cielo no existe.”
(Luis Cernuda)
Es una epífora porque se repiten las mismas palabras al final de varios versos, con el fin de destacar y hacer énfasis en lo más importante de la estrofa. Aquí, el autor quiere hacernos notar que el deseo es una pregunta cuya respuesta no existe, y escribe ejemplos como el de la hoja cuya rama no existe, para comparar el verdadero tema y darnos cuenta de su importancia.

- (Yo)”La vi sentada a la orilla del río, 
su rostro(era) impasible, su mirada(estaba) perdida, y su sonrisa,
su sonrisa, ¡ah cómo no notarla!”
Es una elipsis porque se omiten algunas palabras que el autor da como entendidas, ya que no altera el significado de lo que nos quiere transmitir. Además, lo que la diferencia del zeugma, es que desde el principio se omiten las palabras, sin ninguna referencia previa. El autor se centra en expresar lo que siente tal cual, y como el sentimiento es tan intenso, le faltan las palabras

-“Una cuchara iba por la calle y un cuchillo le grita “hey cuchara“, y la cuchara no responde, el cuchillo se queda pensando y dice “parece que no escuchara”.
Es un calambur, porque repite el sonido formando otra palabra con distinto significado. Al darse cuenta el cuchillo de que no le responde, piensa que no le escucha y al mismo tiempo que no es cuchara.

-“Soneto cuando nace no es soneto
Es una idea, un ritmo, y es
Revés de metro y rimas al revés,
Boceto descarnado de un boceto”.
(Pablo Neruda).
Se trata de una epanadiplosis, porque se repite la primera palabra del verso al final del mismo para reforzar los límites que impone y para dar ritmo y sonoridad al verso. También sirve para dar importancia a la palabra que se repite.

-“Déjame en paz, pacífico furioso,
Villano hidalgo, tímido arrogante,
Cuerdo loco, filósofo ignorante,
Ciego lince, seguro cauteloso.
(Lope de Vega).
Es un ejemplo de oxímoron, porque en este poema se combinan dos expresiones de significado opuesto en un mismo sintagma, el objetivo es el de generar un tercer concepto con un nuevo sentido, que le permite ocultar una intención sarcástica bajo una expresión que, en apariencia, es absurda. Por ejemplo en el tercer verso contrapone dos palabras (filósofo e ignorante), la primera que significa el conocimiento y la segunda la falta del mismo. Otro ejemplo como las dos primeras palabras del segundo verso que contraponen un ser heroico y servicial como es un hidalgo y un ser maligno que aterroriza como lo es un villano.

-“Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana del coro, que retumbaba en lo alto de la esbelta torre en la Santa basílica”.
(Leopoldo Alas, «Clarín». La Regenta.)
En este ejemplo se observa como a  'Vetusta , una ciudad , se  le están atribuyendo características propias de los seres humanos, como lo son “noble” y “leal”, por lo que hay una personificación.
-“Su boca sabía a envidia y sus lágrimas a hipocresía”.
En este ejemplo están asociando sensaciones que no tienen nada que ver una con la otra como lo son: “boca-envidia” y “ lágrimas-hipocresía”; se trata de una sinestesia 

-“Si el rey no muere, el Reino muere”.
En este ejemplo de calambur se observa cómo se reagrupan las dos palabras de 'Rey no' para dar lugar a otra con diferente significado: 'Reino'.

-"Sabe, si alguna vez tus labios rojos
quema invisible atmósfera abrasada,
que el alma que
 hablar puede con los ojos
también puede besar con la mirada."
(Rima XX de G.A. Bécquer.)
Es una sinestesia porque dice captar mediante el sentido de la vista, sensaciones que no podemos percibir con los ojos, como lo es el hecho de besar a una persona con solo mirarla. 

-“Cayó sobre mi espíritu la noche,
en ira y en piedad se anegó el alma,
¡y entonces comprendí por qué se llora!
¡y entonces comprendí por qué se mata!”
(Rima XLII, G.A. Bécquer.)
Es una antítesis, ya que el poeta ha jugado con la contraposición de dos palabras que representan ideas contrarias, ya que la ira y piedad son dos sentimientos muy distintos.

-“Tú eras el huracán, y yo la alta
torre que desafía su poder.
¡Tenías que estrellarte abatirme!…
¡No pudo ser!

Tú eras el océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén.
¡Tenías que romperte o que arrancarme!…
¡No pudo ser!

Hermosa tú, yo altivo; acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder;
la senda estrecha, inevitable el choque…
¡No pudo ser!
(Rima XLI de G. A. Bécquer.)
El poeta quiere reforzar la violencia de los elementos de su poema, por lo que usa palabras que crean una repetición del sonido de la r, en lugar de usar otras más suaves. Por ejemplo, escribió "arrancarme" en lugar de "separarme" o "despegarme" para añadir una sensación de destrucción a su obra; aliteración.

-"Olas gigantes que os rompéis bramando.
En las playas desiertas y remotas.
Envuelto entre sábanas de espuma.
 
¡Llevadme con vosotras!"
(Gustavo Adolfo Bécquer, Rima LII)
Es un caso de apóstrofe, llama o apela en este caso a las olas, y lo que se pretende con ello es llamar la atención del lector, ya que normalmente no se habla con las olas del mar.


- "En la planta superior estaba el jardín y ahí estaba esa hermosa planta".
Es una diáfora, porque en el primer ejemplo se repite la palabra “planta”, en el primer caso se refiere a ‘planta de piso’, y en el segundo se refiere a ‘planta de ser vivo’, planta/metafita.

 -"-¿Usted no nada nada?
-Es que no traje traje".
(Chiste popular)
Otro caso de diáfora, el primer “nada” se refiere al verbo ‘nadar’, y de la respuesta el primer “traje” se refiere al verbo ‘traer’.

-"Que te amo con el alma
que te quiero con
 el corazón".
Ejemplo de paralelismo, ya que se repite la estructura: conjunción + pronombre + verbo + preposición + determinante + sustantivo.


-"Te lo he dicho un millón de veces ya"
(Frase popular)
Es una hipérbole, porque se exagera las veces que se ha podido decir algo.

-"Leyó a Virgilio"
La metonimia es la designación en este caso del nombre del autor a la obra, aunque se lea la obra, nos referimos a ella por el nombre del autor.

-"Y si el Rey no muere, el reino muere".
Calambur, hay una repetición de sonidos idénticos pero con significados diferentes.

-"Aspiro siempre a lo bello, lo perfecto, lo sublime".
Es una enumeración ascendente, porque aparecen palabras de la misma categoría (sustantivos) pero seguidos de mayor grado. La enumeración también puede ser descendente:
"¿De qué sirve sembrar amores / si viene un desengaño que se lleva / árboles, ramas, hojas, frutos y flores?"

-"¡Cuánto dolor! Tus cuantiosas lágrimas lo proclaman".
Es una ironía porque justamente expresa lo contrario, es decir, no ha derramado ni una lágrima.

-"Sospecho su mentira,
y vivo deseando su mentira".
En este caso hay una epífora, porque se repite la palabra "mentira" al final de los dos versos.

-"Viendo que el ver me da muerte, estoy muriendo por ver." (Calderón de la Barca).
Es una paronomasia, ya que los verbos ver y morir se utilizan en un contexto dispar mediante el cambio de ciertas letras y sílabas, creando sensación de desconcierto en el lector debido a la ilusión de la aparente contradicción creada por sus significados.

-"Mintroso, bebdo, ladrón e mesturero; tahúr, peleador, goloso e refertero." (Juan Ruiz, Libro de Buen Amor).
Se trata de una enumeración: el autor pretende expresar una misma idea mediante una sucesión de palabras en apariencia distintas, pero que se complementan para detallar un significado común. Esto se debe a que dichas palabras tienen igual función sintáctica.
-"Amor está, de su veneno armado, la boca que a gustar convida." (Luis de Góngora, La dulce boca que a gustar convida).
En este caso se puede observar una hipérbole. Es la exageración de un ser, objeto o hecho mediante la comparación de algo considerado desmesurado, inverosímil o desproporcionado a su significado o/y efecto reales.

- "El ruido con que rueda la ronca tempestad". (Zorrilla)
En una aliteración existe un efecto sonoro de repetición que suele sugerir imágenes relacionadas con los sentidos, en este caso un sonido fuerte.     

-"Tus hermosos cabellos de oro".
Es una metáfora, ya que consiste en identificar algo real con algo imaginario, en este caso "cabellos de oro" se asemeja a "cabellos rubios" por su semejanza en el color.

-"Al avaro, las riquezas lo hacen más pobre".  Expresa dos ideas opuestas, en este ejemplo "pobre" y "riqueza", por lo que es una paradoja.           

No hay comentarios:

Publicar un comentario